lunes, 2 de enero de 2012

El 2012 empezó en el baño...

El nuevo año ha empezado para mi con un milagro. No hay mejor forma ¿no? Un milagro que comenzó a las 23.55 horas del día 31 de diciembre de 2011 en el baño de casa de una amiga. No es un buen comienzo para una celiaca. Bueno ni para una celiaca ni para nadie.

El día 31 quedé por la mañana a tomar vermut con las amigas y una de ellas me estuvo dando la paliza con unos polvores sin gluten que había comprado en la herboristería, que le había asegurado que eran para celiacos y que tenía que ir a cenar con ella y más amigos sí o sí. A última hora decidí que si, que iba. No pude comer segundo porque llevaba harina, pero eso era lo de menos. Después de decidirme a última hora, no voy a estar exigiendo.

Y VENGA POLVORÓN ... Y VENGA TRAGUITO DE CHAMPÁN...


Cenamos muy bien, sacamos el postre y llegaron los dichosos polvorones. "Sin gluten e integrales me ha dicho la de la tienda", decía mi amiga. Pues nada traelos. Y venga polvorón... y traguito de champán... y otro polvorón y traguito de champán. Y qué buenos estaban oye. Al tercer polvorón yo no me podía creer que estuviesen tan buenos así que me levanté sin decir nada y miré la caja de polvorones. "Harina de trigo integral, almidón de trigo..."

¡Casi me da un síncope! Síncope no pero desde ese momento ya se lo que es el pánico, porque eso es lo que sentí en ese momento. Estaba temblando de miedo, sólo de pensar en lo que me esperaba. Si cuando me envenenó mi suegra estuve 3 días sin ir a trabajar, esto iba a ser tremendo. Eran las 23.55 horas, me metí en el baño a intentar vomitar mientras oía los cuartos y las campanadas desde el comedor. Y el resto se tomaba las uvas y yo en el baño...

EL MILAGRO DE AÑO NUEVO

Pero el milagro vino después. El día de Año Nuevo me levanté sin ningún tipo de dolor. Y a día de hoy he visitado unas cuantas veces el baño pero no he tenido dolor de ningún tipo. Es cierto que el día 31 me había tomado un protector de estómago "Nexium", que es bastante fuertecito, y el día 1 al ver que no tenía dolor me tomé otro porque pensé que eso era lo que había propiciado el milagro. Y tiene que ser porque con lo sensible que soy yo al gluten, no encuentro otra explicación.

Dicen que lo que mal empieza bien acaba (ahora no se si es así o me lo acabo de inventar yo) así que espero que este 2012 venga cargado de ilusión y una pizca de salud. Sólo eso, Y para todos vosotros os deseo lo mejor para este año. ¡FELIZ 2012 celiacos!

4 comentarios:

  1. vaya Celia, que rabia empezar asi el año!! la gente lo hace con su buena voluntad, pero no te puedes fiar ni de tu suegra, ni de una dependienta de un herbolario,... A mi me trajeron unos polvorones teóricamente sin gluten con toda la ilusión, agradecí mucho el detalle, pero en cuanto se dieron la vuelta se lo comio mi hermana, porque yo no me fiaba y no me atrevía a decirles que no me fiaba, la gente lo hace con tanta ilusion.
    Espero que este 2012 venga lleno de salud y de divertidas historias celiacas
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues vaya gracia con los dichosos polvorones. Si es que... al final más vale que vayas donde vayas "lo sin gluten" lo lleves tú.
    Yo creo que lo voy a acabar haciendo para evitar sorpresas y males mayores.
    Bsotes,
    Sonia

    ResponderEliminar
  3. Creo que me hubieran saltado las alarmas cuando oyera: "sin gluten e integral". NO me fío yo ya ni de mi madre con este tema (bueno, de mi madre es que no me fío directamente).

    Yo compré polvores de Adpan que (luego me mandarán un correíto para que me retracte) son una porquería. Así, con todas las letras.

    Me alegro de que no llegara la sangre al río.

    ResponderEliminar
  4. Bueno finalmente la semana la he pasado algo revuelta. Como suelo decir, con el estómago jotero. Porque vaya cuerpo se me ha quedado. Pero bueno, son cosas que pasan... que no deberían, pero pasan. Estad alerta y no bajéis el listón como he hecho yo.

    ResponderEliminar

Share it

Follow by Email