domingo, 12 de junio de 2011

Un blog que ayuda a los celiacos

Hoy me siento especialmente bien. No sabía que podía ayudar tanto a través de este blog. Era mi objetivo si, ayudar a la gente a sobrellevar la celiaquía contando mis experiencias, a través de la ironía y sobre todo riéndonos de la cantidad de vivencias que a diario tiene un celiaco. Experiencias surrealistas que en muchas ocasiones te hacen preguntarte dónde está la cámara oculta. Pero no había pensado que pudiera ayudar tanto.

La cuestión es que ayer, visitando Facebook, se puso en contacto conmigo una chica desde Argentina que me agradeció la existencia del blog. Me dijo que le había ayudado mucho a sobrellevar la celiaquia, porque le estaba costando encontrar la estabilidad emocional después de que hace un año escaso le diagnosticaran la enfermedad. Incluso le había comentado a su psicólogo la existencia de Historias Celiacas. Yo no soy psicóloga, solo celiaca, pero en el poco tiempo que llevo conviviendo con esto, si hay algo que he aprendido es que hay que mirar en positivo. Que hay cosas mucho peores que la celiaquia, porque bien llevada no te impide tener una vida normal y que hay que aprovecharse de ella para ser feliz, para hacer amigos, conocer restaurantes, dar a conocer la enfermedad, beber cerveza sin gluten, alegrarse cuando encuentras un nuevo producto sin gluten, salir con más celiacos… pero sobre todo reírse de uno mismo hasta quedarse tranquilo.

Le agradezco a mi amiga de Facebook el que me haya comentado su opinión porque me ha hecho creer que realmente estoy ayudando y que es una labor que aunque necesita tiempo, al final tiene sus resultados. Gracias de verdad y espero que Historias Celiacas sirva a muchos más celiacos a sobrellevar la enfermedad.

3 comentarios:

  1. la verdad que me gusta tu opinión, hay cosas peores que ser celiacos, además conocemos mucha gente, hacemos recetas nuevas y en mi caso hasta me animó a hacer el blog!!! también con tus historias aprendemos mas y nos ayudan

    ResponderEliminar
  2. holy soy karina,solo somos celiacos,demasiada cara la enfermedad,pero soy feliz de estar viva y luchando por mi vida,besos y abrazos para todos y arriba el animo.

    ResponderEliminar
  3. eso es ¡arriba el ánimo! Los celiacos tenemos aún mucho que decir y hacer por nosotros mismos. ¿Quié nos va a ayudar si no lo hacemos nosotros?

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email