martes, 28 de junio de 2011

De ilusiones no come un celiaco

Hoy he llorado por una paella. Tal y como suena si. Hemos ido a comer con mis amigas Bea y Gloria a una arrocería y cual ha sido mi sorpresa que después de pedir paella para las tres se me ha ocurrido peguntar por si llevaba potenciador de sabor (ya sabéis Avecrem, Starlux…) y la respuesta ha sido si. Me ha dado tanta rabia que me han saltado un par de lagrimones que bueno. Que la culpa ha sido mía, seguro. Porque me he fiado (ahí está el error en un celiaco, nunca se puede fiar uno), no he preguntado ni he avisado y me hecho ilusiones y luego viene el palo. Así que me ha tocado comer verduritas a la plancha.

Moraleja, de ilusiones no se vive ni se come, al menos un celiaco.

11 comentarios:

  1. Si supieras que llevo dos días marchándome la primera del cole por algo parecido.... Bueno, en realidad no es por nada que se parezca demasiado, pero llevo dos días seguidos sintiéndome un poco mal.

    En mi cole es costumbre celebrar los cumpleaños por meses, así que los compañeros que cumplen años este mes y en julio compraron cosas para preparar ayer un almuerzo, y hoy una compañera nos ha invitado a otro almuerzo para despedirse (le han dado traslado y cambia de cole). Bien, a lo que iba. Normalmente hay jamón y queso y puedo picar algo, pero esta vez se les ha ocurrido prescindir del queso y preparar el jamón en montaditos de pan con tomate. Como comprenderás tener que estar a mediodía con más hambre que pa qué, y viendo comer al personal cosas ricas, mientras a mí me rugen las tripas no es plato del gusto de nadie, así que he optado por marcharme.

    ¿Sabes lo peor? Que después de 9 celebraciones en los mismos términos (sólo en uno se pensó en mí) aún ha habido gente que ha preguntado por qué no comía nada, y al contestarles que soy celiaca, han añadido "mujer, cómete sólo el jamón y ya está". Sin comentarios....

    Quiero tener esperanza y creer que llegará el día en que no sea tan raro que un celiaco pueda comer fuera de casa y la oferta sea algo más que una ensalada y un filete a la plancha, además de que ya no se verán caras raras cuando expliques el porqué de la elección....

    Un abrazo de consuelo, si te apetece.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que vamos por el buen camino. Que cada vez se puede ir a más sitios a comer y quiero creer que la gente conoce cada vez más la enfermedad. Yo cuando hay alguna celebración directamente lo aviso, que se acuerden de mi. Hay que echarle cara al asunto, si no te quedas sin nada. Yo en mi trabajo he tenido buenos compañeros que se han acordado de mi con tartas sin gluten y chocolate con bizcocho sin gluten para celebrar cumpleaños y demás. Pero ya digo que he tenido suerte. ÁNIMO y no te cortes, a la próxima diselo, pero echándole morro. EL que no llora no mama...

    ResponderEliminar
  3. A mi también me ha pasado y al final he tenido que comer verduritas o ensalada :(

    Susanaaaa, no sabes como te entiendo. A mi me pasa igual. Eso sí, tengo que reconocer que mis compañeras más cercanas, aunque no me traigan nada sin gluten, por lo menos no me ofrecen de lo demás.

    Y es que eso de echarle cara, Celia, no va mucho conmigo, aunque a todo me tendré que acostumbrar.
    Yo intento mentalizar a mis compañeros y cuando es mi cumple llevo bizcochos y pastas hechas en casa sin gluten. Y bien grande, en una pizarra, pongo: HOY, SIN GLUTEN PARA TODOS. A ver si poco a poco se animan a tener en cuenta eso de las intolerancias.

    bsotes,
    Sonia

    ResponderEliminar
  4. creo que eso nos ha pasado a todos, sobre todo pensando arroz, legumbres...sin gluten pero ahi estan los dichosos fondos y preparados de carne u pescado que además de matar el sabor natural de las comidas también entorpecen nuestra dieta. besos.

    ResponderEliminar
  5. Me siento tan identificada que casi me pongo a llorar leyéndolos.
    Me ha pasado tantas veces, ilusionada pedirme algo y al preguntar, ver que no puedo comer una simple paella, un pollo asado, una tortilla de patata,… cosas tan básicas! Que no entiendo ni porque les ponen harina o Avecrem.
    Y con los compis del trabajo, pues he tenido de todo, hay algunos muy detallistas, y yo me emociono cuando te dicen que han traido bombones sin gluten por su cumple, pero hay que reconocer que son los pocos, que normalmente en este tipo de situaciones te toca comer el jamon y el queso, si tienes la suerte de que lo haya, porque normalmente son solo sanwiches, así que te quedas con hambre mirando muerta de la envidia, preguntándote porque tienes que sufrir eso…
    Yo tenia una despedida este fin de semana, digo tenia porque ya no voy, propuse encargarme yo de hacer la compra para que pudiese haber cosas sin gluten, y me dijeron que no, explique que no era un capricho y me dijeron que no, les dije que entonces me llevaba mi comida, y me dijeron que ni se me ocurriese, que se compraba para todos igual, que era una pija… como comprenderéis no son mis amigas, sino amigas de una amiga que se casa. Me cabree tanto que al final no voy!! Me gustaría verlas en mi situación….

    ResponderEliminar
  6. Celiaquitos.... lo de la despedida me parece sencillamente una falta de respeto. Así, con todas las letras. Una cosa es hacerlo por ignorancia y otra a pesar de saber las razones. Sin comentarios (más)....

    ResponderEliminar
  7. Susana no te puedes imaginar el disgusto que me he pegado!! Y lo peor es que he quedado de intransigente (palabras textuales de ellas) por no ceder en mi comida… ¡¡sin comentarios!! Estoy tan cabreada, que prefiero ni pensarlo, no merece la pena

    ResponderEliminar
  8. Celiaquitos, ¡estamos contigo! ¡Menudas petardas! Igual es que son cortas de entendederas...
    Yo no soy celíaca pero tengo una amiga que lo es y nos ha concienciado a tope y es verdad que todavía hay muuuuuuuuucho por hacer para dar a conocer la celiaquía

    ResponderEliminar
  9. Celiaquitos me dejas de piedra. Pensaba que la gente mínimamente conocía algo de la enfermedad pero ya veo que no. En este caso tengo muy claro que las pijas son ellas. Creo que una vez pase la despedida, si decides no ir, deberías hacerles saber el por qué de tu ausencia, por su egoísmo y carencia de solidaridad al ser incapaces de entender la enfermedad.
    Un saludo y mucho ánimo

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los ánimos, la verdad es que llevo unos días cabreada por ser celiaca, nunca habia topado con gente tan subnormal.
    Que por mas que les expliques tus limitaciones no sean capaces de poner un poco de su parte. LO malo de todo es que al final la novia se entero de las discusiones que habiamos tenido, os prometo que no por mi, y no se ha hecho la despedida, asi que me siento todavia peor... en fin!!
    menos mal que hay poca gente asi.
    Para compensar mi disgusto hicimos una paella con mis amigos, y me compraron todo sin gluten, hasta pan, todo un detallazo!! eso si son amigos.

    ResponderEliminar
  11. Eso son amigos de verdad!! si señor!! te lo mereces!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email