viernes, 30 de diciembre de 2011

Olé la cena de Navidad sin gluten en el Restaurante La Granada (Zaragoza)

Vaya cenita, si señor. La de “empresa” si, la que hago anualmente para celebrar estas fechas navideñas con mis amigas. Repetimos restaurante, La Granada. Recientemente el restaurante Lillas Pastia de Huesca recuperó su estrella Michelin. Pues La Granada, del mismo grupo, se la tiene también merecida. Al menos se merece la estrella de los celiacos, porque ¡cómo se come sin gluten en este restaurante!

LOS APERITIVOS

Primero unos aperitivos. Unas cremas de huevos con migas y vino, col lombarda y brócoli con bacalao. La mía es la primera por la izquierda siempre, a la que le faltan las migas vamos. 


Unas ostras ¡tremendas¡ Como a una 
de mis amigas no le gustan, con la 
amabilidad que me caracteriza me comí la suya.

Y un maître, que vaya maître. Atento, amable, … y según me dijo, su mujer es celiaca. ¡Allí está el secreto sin gluten de La Granada!. Si es que los restaurantes tendrían que estar obligado por ley a que un trabajador de la plantilla tuviese un familiar celiaco. Sólo así, al menos yo, tengo la seguridad de que no me van a envenenar.

DE PRIMERO ...

De primero foie con ceniza y mostillo, acompañado de unas rebanaditas de pan sin gluten tostado. 


Después, lasagna de patata con trufa.



Más trufa negra de Sarrión, pero esta vez en el arroz cremoso. 





DE SEGUNDO...
 
  

Merluza con jugo de guindilla y pil pil de limón. 

 

Pularda rellena de pasas orejones y foie. 




 
DE POSTRE...

Y de postre para la celiaca 
un helado de chuches 
con nubes y otras delicias. 




PARA BEBER...



Por cierto el vino que bebimos fue Edra Blancoluz.
Y cuando este se acabó… allí estaba
la Viuda de Clicquot para quitar cualquier dolor.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Yo no soy normal, ¿o si?


He llegado a la conclusión de que I´m not normal, de que no soy normal vamos. Una persona que no puede comer trigo y todo lo que ello conlleva, que sale volando en busca de un baño cuando come gluten, que está siempre soltando el rollo a los camareros de que tengan cuidado con la harina y que se concentra hasta la total evasión cuando se pone a leer la etiqueta de una lata de olivas rellenas, no es muy normal.  ¿O si?

LACTOSA

Una personas a la que se le hincha la tripa como un bombo cuando toma leche, que podría salir volando cuando se come un helado sin gluten pero con lactosa porque un día es un día, o a la que el estómago se le pone como un ladrillo cuando la mezcla de alimentos es tal, que ya no sabe si es la lactosa, el gluten o lo que sea, no es normal ¿o si?

DEMÁS ALERGIAS

Una persona que va al médico a ver si tiene alergia al látex y le sacan alergia al anisakis y algunos pescados blancos y le hacen ir con un trozo de compresa, otro de preservativo y un tercero de guante de látex durante una semana pegado a la espalda, no es normal. ¿o si?

martes, 20 de diciembre de 2011

La celiaquia es una condición, no una enfermedad

Hace ya unos meses que salió en la prensa rosa la incipiente celiaquia de Margarita Vargas, mujer de Luis Alfonso de Borbón. Las revistas recogían su delgadez repentina y lo guapísima que estaba mientras ella decía que no estaba enferma. 

Una amiga se puso en contacto conmigo para preguntarme por qué ocultaba Margarita que era celiaca y por qué decía que no estaba enferma. No supe que responderle porque yo no encuentro ninguna bajeza el decir que eres celiaca. Quizá ella, porque además de ser ella, es famosa y no pueda decirlo, o no quiera por imagen. Así que decidí, una vez más, ponerme en contacto con la Asociación Celiaca Aragonesa (ACA) y preguntar. 

HC:Los celiacos ¿Somos o estamos enfermos?
ACA.La celiaquia es una enfermedad pero una vez diagnosticados es una condición, la condición celiaca. Casi ningún celiaco te dirá que está enfermo después del diagnóstico.

HC:¿Los celiacos perdemos peso siempre?
ACA:Normalmente se necesitan entre 6 meses y una año para normalizar los síntomas de la celiaquia con la dieta sin gluten. Es verdad que al principio se pierde un poco de peso cuando empiezas a adaptarte. No por la dieta en sí, sino por el desconocimiento de los productos que se pueden comer.
Si no haces bien la dieta de sustitución y la haces de exclusión de alimentos (excluyes el pan y los cereales), harás una dieta hiperproteica compuesta unicamente por verdura y carne que te llevará a perder peso.

HC:¿Hay que esconder la enfermedad?
ACA:No

jueves, 15 de diciembre de 2011

Celiaca y ahora también alérgica al Anisakis

Esto de las alergias va en aumento. Como te pongas a buscar, te encuentran hasta lo que no tienes. Ahora resulta que tengo alergia al anisakis, cuando yo pensaba que todos la teníamos a este bicho. Pues no, resulta que a todos nos puede afectar de alguna forma al sistema digestivo, pero yo además podría despertar una alergia con manifestaciones cutáneas, sarpullidos y urticaria, y otros síntomas más graves.

ALERGIAS A LAS FRUTAS, FRUTOS SECOS, ANTIBIÓTICOS...

Fui al alergólogo la semana pasada. Me llegó la citación un año después de pedir cita, vamos, que no esperaba para nada que me recibieran tal como están las cosas. Estábamos 4 personas en las sala de espera, todos con nuestros libros Cuando uno se acostumbra demasiando a hacer las colas del médico, al final no olvida sus recursos para acortar la espera. Un chico tenía alergia a todas las frutas y frutos secos. Ese día le tocaba probar la uva, así que entraba cada cuarto de hora, le daban un trocito y volvía a salir a esperar un rato a ver como reaccionaba. Una señora tenía alergia a los antibióticos. Cada media hora salía una enfermera y le daba una pastilla. Y así pasamos la tarde.

ALERGIA AL ANISAKIS

Yo iba por otro motivo, no por el anisakis. Iba a buscar el látex, vamos si tengo alergia al látex, porque mi cuerpo reacciona con distintos síntomas a algunos productos que lo contienen. Así que me hicieron la prueba de los pinchacitos, como veis en la foto. En un brazo me probaron las cosas a las que generalmente la gente tiene más alergias, gramíneas, olivo, polvo…etc. En el otro látex, pescados… Y salió el Anisakis, como veis un bollo interesante, y un poquito el pescado blanco. ¿A estas alturas al pescado blanco? Total … que a comer el pescado congelado, nada de crudo, ni marinado, ni ahumado, salazones y sobre todo evitar los boquerones en vinagre o pescados a la plancha o poco cocinados.

UN TROZO DE COMPRESA Y DE PRESERVATIVO PEGADO A LA ESPALDA

Siguiendo con el látex, me he hecho unos análisis de sangre y el siguiente paso será ponerme en la espalda pegado un trocito de compresa, otro de preservativo y otro de guante de látex. Durante una semana tendré que llevar eso pegado como si nada y me lo irán mirando. Ahora imagínate que me pasa algo y me ven eso pegado a la espalda…un condón y una compresa colgando, anda qué… ¿Es para a tomárselo a risa o no? Bueno pues ya os iré contando.

martes, 13 de diciembre de 2011

Cata de Champán francés (sin gluten)

Hoy me siento afortunada, porque a pesar de ser celiaca, la dieta sin gluten no me priva de uno de los mayores placeres que hay en el mundo gastronómico, el Champán. El otro día con unos amigos decidimos hacer una cata,  pero de Champán francés. Esas burbujitas, ese color oro, esos corchos que cuando hacen pop ya no hay stop… Mmmmm. Por favor celiacos no os privéis, ¡que esto no lleva gluten!. De verdad que no. Y todo lo que no lleve gluten es bueno para nosotros y nos hace bien. Y el champán os aseguro que nos hace muuucho bien.

EL PROBLEMA, EL PRECIO

Es el vino por excelencia de las celebraciones, tanto en bodas, bautizos y comuniones, como en nacimientos, cumpleaños y botaduras de barcos. Es señal de mal augurio que no se rompa la botella al chocar contra el casco, como ocurrió con la del Titanic que permaneció intacta después del violento choque.

El problema es el precio, que no es apto para consumo de bolsillo humilde. Pero como ya digo, una vez en la vida hay que permitirse un capricho de este tipo. Nos propusimos catar tres botellas que a continuación os describo (a la derecha las chapas de los corchos). Ya perdonaréis mi ignorancia en el tema, porque no soy experta. Como digo siempre, entender no entiendo pero se perfectamente lo que me gusta. También os pongo el precio para que sepáis a lo que se atiene la cartera.


Veuve Clicquot, del grupo del Möet Chandom, es un champán hecho para mujeres. Es más azucarado y resulta dulce y exquisito. A mi es el que más me gusta, más que los dos siguientes a los que voy a hacer referencia, y que son más caros.

Carrie Bradshaw en todas sus celebraciones descorcha una botella de "Viudita" y yo, hace un par de años que decidí que si Carrie lo hacía ¿por qué yo no? En los cumplaños con mis amigas no falta, y ahora para la cena de "empresa", también. Y digo de "empresa" porque mi mejor empresa son mis amigas. El mejor negocio que he hecho en mi vida. Y hay que celebrar también la Navidad con ellas, más que nunca, por todo lo alto.

Hasta le han dedicado canciones aqui en España, como la de Joaquin Sabina en su último disco Vinagre y Rosas.Y es que no es para menos de verdad. La Viuda de Clicquot te quita el dolor de cabeza, el de tripa...todos. Y esto lo tengo comprobado.


Precio: 36 euros en tienda. 55-60 euros en restaurante.

RUINART 

Ruinart es un Champán de Lujo. Color oro de verdad, tal vez porque la botella es la más trasparente se aprecie más desde el principio. Para mi gusto tiene demasiada acidez.  Es un Blanc de Blancs, vamos que está hecho con uva blanca (parece ser que el resto tienen también otros tipos de uva)

Esto es lo que dicen los expertos de él: "Suave, delicado, amplio, vigoroso y muy amable en el paso de boca. Destaca la fruta madura (melocotón), florales y miel, junto a notas anisadas, tostadas y frutos secos. Textura con buena cremosidad que alarga su persistente posgusto. Azúcar y acidez le aseguran unos años de vida plena. Recomendado para golosos."

Precio: Unos 50 euros de compra. 80-90 euros en restaurante.

KRUG


El período de reposo de una botella de champán varía, puede ir desde los 15 meses (periodo mínimo reglamentado para los vinos jóvenes) hasta casi una década en los Krug. Podési imaginar como es éste champán. Tiene una textura casi cremosa, de gran finura y elegancia, fresco, potente.... Para mí demasido ácido.

Creo que éste se merecería más llamarse Ruinart por el precio. Pero Krug también está bien, porque te cruje el bolsillo pero bien.

Precio: 150 euros en tienda. Unos 210 en restaurante.

Recuerdo que mi abuela decía que todo lo que va bien a los ricos y a los famosos, a los pobres mejor aún, así que no olvidéis descorchar una botellita por lo menos una vez al año, que el champán a los celiacos nos hace muuuucho bien.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Sablazo celiaco en Casa Samper en Salas Altas (Huesca)


¡Si señor! ¡Sablazo que te va! Aún me está doliendo. Parece que los atraigo.
Aprovechando la festividad del día de la Constitución fuimos a comer a Casa Samper, en Salas Altas, al ladito de la bodega de Enate, en la Comarca del Somontano en Huesca. Había ido una vez hacía unos 5 años, cuando aún no estaba diagnosticada de celiaquia, y recordaba que el precio rondaba los 40 euros o así. Así que fuimos para que mi pareja lo probara. El local muy bonito, es una antiguo pajar o cuadrarestaurada

LA CARTA ESCRITA A MANO

La carta estaba toda escrita a mano, también la de vinos, con mucho gusto. Muy original y diferente, pues nunca había visto una carta así. Todo muy cuidado al detalle. La dueña simpática y muy muy amable. Nos trajo la carta y en cuanto le dije que era celiaca me dijo lo que podía y no podía comer, muy atenta.
Tenían cuatro menús a precio cerrado de 25, 35, 45 y 55 euros. Pero claro, yo no podía comer ninguno completo, por lo que decidimos que nos sacara varias cosas aptas y las compartiríamos entre los dos. Ella se debió frotar las manos en ese momento y debió pensar ya en el sablazo que nos iba a meter. Esto es algo muy típico en algunos restaurantes. No te adaptan uno de los menús con platos sin gluten, sino que directamente te mandan a la carta y a lo que cueste. Sin opción a entrar en uno de los menús. 

EL MENÚ

Un Carpaccio de manitas y cigala 00. Para mi gusto estaba más buena la cigala que el Carpaccio.

Una Crema de ceps. Muy rica. Un croquetón de setas frescas, ésta sólo para mi acompañante porque llevaba gluten.
 
Cochinillo asado con puré
de reineta para mí.

Solomillo con salteado
de frutas para él.

(Ya perdonaréis que hiciera las fotos una vez empezado el plato, pero es que rico estaba todo y a veces a una se le pasa la foto.)


DE POSTRE

Raviolis caramelizados sobre crema 
de coco. El otro postre ni lo nombro 
porque era con gluten,

Para beber Idrias Sevil del 2007. Y fijaros 
el pan que bien puesto y qué detalle sacarlo 
cortadito en rebanadas tostadas



 LA FACTURA

2 cafes y agua. Todo todito 130 eurazos. Oooolé, si señor. Todo muy bueno, pero muuuy caro. Aquí os dejo la factura para que le echéis un vistacito. Siempre digo que soy muy agradecida y le agradezco de verdad a Casa Samper la atención y amabilidad por su parte, porque envenenarme no me envenenó, pero cobrarmelo me lo cobró. El sablazo me lo llevo conmigo y la lección me la llevo aprendida: una y no más Santo Tomás.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Historias Celiacas elegido uno de los mejores blogs de celiaquia


“Me es grato comunicarle que “Historias celiacas” ha sido reconocido dentro de los mejores blogs en la temática celiaquía. Después de una selección por parte de personas interesadas en el tema, “Historias celiacas” es parte de http://celiacos.35webs.com

Así comienza el mensaje que recibí ya hace unos días. Reconoce mi trabajo en Historias Celiacas y me siento muy orgullosa por ello. Sobre todo porque es gracias a vosotros, a los que me seguís día a día, semana a semana o simplemente cuando tenéis tiempo.

LOS EXPERTOS SELECCIONAN
“Es una web que recoge la información de las mejores páginas, blogs y vídeos de celiaquía. Un grupo de expertos ha hecho una primera selección de las mejores webs y con el apoyo de los visitantes, vamos introduciendo otras páginas y reposicionando las ya existentes, con la idea siempre de publicar las mejores webs de celiaquía.”

¿Vaya vaya eh? Y esto lo mejor:

EXPERIENCIA Y OPTIMISMO

“Es una forma para dar las gracias por acoger con tu experiencia y optimismo a otros celíacos,  por arrimar el hombro a los familiares y amigos del enfermo y ayudar a comprender por lo que pasan los celiacos día a día.

Me siento muy agradecida y contenta de verdad porque este era mi objetivo, ayudar a los celiacos recién diagnosticados sin perder la sonrisa. A aquellos que se encuentran con la palabra celiaco de golpe sin saber nada de ella, ni siquiera si lleva acento o no (se acepta con y sin acento). Cuando me encontré en esa situación el desconocimiento era mayúsculo. Y si no es gracias a una persona celiaca que conocí por casualidad en ese momento, no se qué habría sido de mi, porque mi médico de cabecera de entonces no tenía ni idea.

Así que me alegro de poder ayudar, advertir, informar y sobre todo de sacar una sonrisa a los celiacos que me leen con mis experiencias, que son las que al fin y al cabo se repiten a lo largo de la vida de cualquiera de vosotrs.

!Gracias!

martes, 29 de noviembre de 2011

Un celiaco en el Hospital

Va un celiaco al hospital... si, tiene pinta de chiste pero no lo es. Recientemente pasé una noche en el hospital Miguel Servet de Zaragoza para hacerme una pequeña intervención. Nada grave. Y me sorprendió gratamente el menú que me sirvieron. Por eso le hice fotos a todos los platos y puedo mostraros aquí como nos cuidan los hospitales aragoneses a los celiacos. ¿También sería que no lo hicieran no? Porque si no fuera así, mal iríamos llevandonos la comida para una estancia hospitalaria de varios días.

CELIACA PRECAVIDA VALE POR DOS

Aún así he de reconocer que me llevé galletas saladas, unas chuches y frutos secos. Porque otra cosa no, pero precavida una celiaca debe serlo siempre. Bueno, no os digo más, hasta me llevé un pijama, porque tal y como están las cosas… pensaba que no me iban a dar. Me dieron si, uno de esos camisones con aireación trasera. Así que en cuanto pude me puse el mío.

PARA CENAR...

Para cenar: judías verdes con patatas y tortilla de patata. Prestar atención a las etiquetas, el precintado de los platos, el pan sin gluten (de molde de Beiker)… Era la primera vez que permanecía en el hospital desde mi diagnóstico y la verdad no esperaba mucho, pero oye, me llevé una gran alegría.

EN EL DESAYUNO...

Para desayunar si que eché en falta unas tostadas con mantequilla y mermelada como mi compañera de habitación no celiaca. No se para qué tanta fruta…

Y este fue mi menú durante mi corta estancia. Me comí las galletas saladas, las chuches y los frutos secos, todo. No por la cena, si no por el hambre que pasé el día que ingresé, que tenía que ir en ayunas a la intervención y después hasta que llegó la cena a mi estómago se le hizo eterno...






domingo, 27 de noviembre de 2011

La mejor tapa celiaca. ¡Que gane el mejor!

Tapa de El Morrudo
 He de anunciaros que mi decisión final sobre la mejor tapa sin gluten del Concurso de tapas de Zaragoza puede cambiar. Es complicado decidirse por una. Hay mucha competencia porque hay varias que están muy conseguidas y elaboradas. Parece que los restauradores nos toman en serio, y eso se agradece de verdad. Hace unos años sólo dos bares hacían tapas sin gluten. Este año ya son 12, así que algo hemos avanzado.


EL MORRUDO

Ayer seguí probando las de varios establecimientos, entre ellos la de El Morrudo, en la calle Azoque, que me pareció riquísima. Era de ternasco con queso gratinado. Pero no sólo eso. ¡Es que pude cenar con pan y cerveza sin gluten! Tomé unas alcachofas con foie, unos quesos y huevos rotos con chorizo, longaniza, morcilla y patatas fritas. ¡Me pareció el paraíso! Vamos que volví a tocar el cielo, el cielo sin gluten claro.

¡Suerte para todos lo participantes y que gane el mejor!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

De tapas sin gluten por Zaragoza

Hoy he comido de tapas, de tapas sin gluten por supuesto. Nos hemos juntado tres amigas y hemos decidido disfrutar de lo lindo del 17 Concurso de Tapas Ciudad de Zaragoza. Que una vez al año no hace daño oye. De 120 bares y restaurantes que participan, 12 ofrecen tapas sin gluten. Hemos visitado La Farola (la tapa original es sin gluten), Café del Sur (la aragonesa es apta para celiacos), New Corner (ganador del año pasado y las tres tapas aptas) y Yeyeguillén (participa con una sola tapa también apta). Y degustado 6 tapas, un postre y unas cervecitas sin gluten. ¿No está mal no? Y con el día que ha hecho hoy en Zaragoza, casi 20 grados, hasta hemos comido unas en una terracita al sol.

Por siete euros puedes comer 3 tapas acompañadas de sus 3 bebidas. ¿Qué os voy a contar? Lo peor, que los bares que hacen tapas sin gluten están muy alejados unos de otros y hay que coger taxi para ir. Lo bueno, todas estaban riquísimas con su pan, su gratinado, su rollito de arroz, su montadito de rabo de toro, sus albóndigas de ternasco y por la que yo he votado para la mención a la tapa sin gluten que es la que os muestro en la foto: espagueti de arroz y rollito de espinacas con salsa de marisco. (es una descripción pura y dura porque no me acuerdo del nombre oficial) MMMmmmmmmmm


jueves, 17 de noviembre de 2011

9 cosas que la celiaquía cambia en tu vida social


Mi vida social también se ha visto afectada en estos dos años, por supuesto que sí. He ido de tapas en contadas ocasiones, se me ha desarrollado un ojo de lince para controlar el gluten en las comidas de grupo y cazo a los mentirosos a la primera (mentirosos me refiero en los restaurantes y demás, cuando preguntas por un plato y enseguida te dicen que no lleva gluten cuando tú sabes al cien por cien que si). 

COSAS POSITIVAS

Pero también hay muchas cosas positivas: He conocido a gente con la que nunca habría coincidido si no hubiese sido por la celiaquía. Son mis amigas las celiacas, con las que compartimos experiencias glutoneras, y sin ellas no habría podido seguir la dieta y adaptarme a la enfermedad tan rápidamente. 

Además están mis amigas de siempre, a las que les agradezco su capacidad camaleónica porque cuando tienen que ser celiacas en un restaurante lo son a la hora de compartir pizzas y demás, y cuando no, pues van a lo suyo y tan contentas. También su apoyo y comprensión cuando han vivido mi desilusión frente a un plato "bomba de gluten".

9 COSAS QUE HAN CAMBIADO EN MI VIDA SOCIAL

Hay algunas otras cosas que han cambiado en mi vida social y con las que seguro os sentís identificadas.

-Mi agenda de restaurantes se ha reducido a 4
-Mis bocadillosde pan con tomate y jamón (hablo de un bocadillo en condiciones) se han reducido a 0
-Mis chocolates con churros 0
-Mis bolsas de chuches o frutos secos comprados a granel 0
-El peso de mi bolso ha subido a 10 kilos: voy siempre de medio lado con bolsitas de galletas, fruta y un pequeño bocadillo por si acaso el hambre me pilla por sorpresa.
-La sorpresa de la gente cuando les dices que eres celiaca es notable. El sentimiento que provoca no es universal: o te hacen sentir importante o rara.
-Me he convertido en una experta en hacer entender a camareros, cocineros y demás lo que es la celiaquía. Tengo el discurso grabado a fuego en mi mente.
-Mis amigas se han hecho expertas en celiaquia. Cuándo yo ya estoy rendida de tanto explicar, son ellas las que me relevan, y ¡casi lo hacen mejor que yo!.
-Me encanta mirar las etiquetas (a la fuerza ahorcan) para intentar probar productos diferentes. Y también me he hecho experta en comparativa de precios. Te puedes ahorrar hasta 5 euros en una compra de 20 euros según el supermercado/tienda en la que haces la compra.

Seguro que hay algo que vosotros echáis en falta, así que la 10ª cosa que la celiaquía ha cambiado en tu vida social la tienes que proponer tú.

martes, 15 de noviembre de 2011

9 pistas que delatan a un celiaco


Después de dos años de celiaquia me he dado cuenta de los cambios que ha sufrido mi casa, mi vida social y sobre todo mi conversación, porque hay algunas frases que no paro de repetirlas. Está el “cuidado con el pan” en todas las comidas familiares. Somos 5 hermanos y cada vez que nos juntamos a comer es un peligro. En mi casa nos gusta mucho poner de primero todo para picar en bandejas en el centro de la mesa. “Ojo”, “cuida”, “no lo pases por encima”, “no acerques el pan”, ¡no untes en el tomate! Y así continuamente.

Después está el discurso en los restaurantes que no han visto ni oído en su vida la palabra celiaco, que más me valdría grabarlo, aunque ya he optado por crear mi círculo gastronómico y no salir de él más que en ocasiones puntuales y momentos que no puedes evitar.

Y gracias a estas y otras vivencias hoy puedo aconsejar a otros celiacos y hasta puedo dar pistas de cómo descubrir a uno, sobre todo si vas a su casa.

9 PISTAS QUE DELATAN A UN CELIACO EN CASA

-Hay cuchillos y cucharas para fregar por todos lados
-Hay tuppers en todos los armarios, congelador y nevera
-Los cierres de bolsas de colores son innumerables en la nevera, armarios…
-Las etiquetas están por todos sitios
-Las estanterías se han dividido y repartido como en un piso compartido “Sin gluten” y “Con gluten”
-La vigilancia de las sartenes y la plancha es máxima. Si mi pareja se hace un sándwich, hay que estar al tanto de hasta donde llega el gluten.
-Las sartenes están siempre en el lavavajillas
-Los sellos de “sin gluten” inundan los productos envasados en la nevera. (léase en embutidos, patés…)
-El precio de la cesta de la compra ha subido una cantidad que no puedo cuantificar (esto el que viene de fuera no lo ve, pero ya le digo yo que es así)

Y pongo 9 pistas porque seguro que la décima está por llegar. Espero que entre todos propongamos la que falta. Una o varias más. Las que hacen que una casa sea una casa sin gluten en condiciones.

jueves, 10 de noviembre de 2011

¿Qué misterio tiene un desayuno sin gluten?

El otro día fui con una amiga celiaca a desayunar al Vips. Ya sabíamos que sólo íbamos a poder tomar un café, o un té en mi caso, porque no tienen nada sin gluten, a no ser que quieras un yogur. Mi amiga, que es más descarada que yo, vino con una caja de palmeritas sin gluten que puso encima de la mesa delante del camarero mientras le explicaba nuestra condición celiaca.

Resulta que en Vips de otras ciudades tienen cosas sin gluten, pero en Zaragoza no lo han puesto todavía, porque según uno de los encargados “Bastante esfuerzo hacemos para que los camareros den los buenos días, sean amables y atiendan a la gente en condiciones, como para hacerles entender lo que es un celiaco”.

EL DESAYUNO, MI MEJOR MOMENTO DEL DÍA

Antes de continuar escribiendo, he de decir que para mí el mejor momento del día es el del desayuno. El sábado me apetecía salir a desayunar fuera pero mirando y mirando en la página de la asociación no encontré ningún sitio para tomar unas tostadas, o un bollo, o algo bueno para desayunar. Como El Corte Inglés ya no hace nada de nada para nosotros (a pesar de que en su página web sigue el linf de productos sin gluten) y en Valor el chocolate sin gluten es de sabores de naranja amarga y cosas así...pues he decidido dedicar esta semana al desayuno celiaco y mostrar que no es tan difícil ofrecer algo sin gluten para desayunar.

TOSTADAS CON QUESO, MEMELADA, SANDWICH, GALLETAS…


Las opciones de mis desayunos tienen en la mayoría de los casos como base unas tostadas. Desde que fui a la cata y probé el pan de Schär no he comprado otro. Tostado es el mejor. Además para beber es imprescindible té y para terminar una manzana, que me encantan.


 Así que os ofrezco unas tostadas
con queso fresco y su chorrito
de aceite de oliva por encima.
     

  Unas tostadas con mermelada y 
mantequilla y un zumo




Un sándwich de jamón y queso


Unas palmeritas y unas galletas María
sin gluten. Para acompañar con un té.
También está el chocolate de
Mercadona sin gluten, que está 
riquísimo, pero no me dio tiempo
a hacerle foto.



Así de sencillo. No tiene más misterio un desayuno sin gluten.



lunes, 7 de noviembre de 2011

Dos años de celiaquia te cambian la vida.


Este mes de noviembre cumplo dos años siendo celiaca, o mejor dicho diagnosticada de celiaquia y comiendo sin gluten, porque celiaca ya lo era desde hacía mucho tiempo. ¿Que cómo ha cambiado mi vida? Pues gastronómicamente hablando, cien por cien, vamos totalmente, y tan sólo en dos años.

COMER, COMER Y COMER

Soy una persona a la que le gusta comer, que disfruta comiendo bien, que mi mayor placer es comer y que no hay mejor sorpresa para mí que un buen plato para comer. Si comer, comer y comer. Ese es mi mayor placer, y aunque a diario me esfuerzo por mostrar a los demás que la celiaquia no es para tanto, cuando llego a casa y estoy conmigo misma preparando la cena digo “que harta estoy de la celiaquia”.

¡QUIERO MI BOCADILLO!

 
Recuerdo que hace años decía, “para mi no hay peor cosa que te quiten de comer”. Primero fue la lactosa y finalmente el gluten. Mi estómago se había acostumbrado a sus crisis regulares, pero después mi mente resolvió que eso no era normal. Y no lo era. La celiaquía y la lactosa son sólo algunas de las alergias que tengo, pero no quiero mortificar a nadie nombrándolas. 

Aún así soy feliz, aunque no voy a negar que ansío todos los días un bocadillo de pan con tomate y jamón. Pero un bocadillo de los de verdad, de los de pan crujiente.Y es que ¡quiero mi bocadillo! como Hommer Simpson. ¿Es posible que algún día inventen un pan en condiciones para bocadillos? Estoy abierta a todo tipo de catas de pan sin gluten, pero por favor un poco de empeño. Esta es mi reivindicación por mis dos años celiacos.

YO SOY NORMAL, SON LOS DEMÁS LOS QUE NO LOS SON

Quiero aprovechar este post para felicitar a aquellos que cumplen años celiacos este mes y para darles ánimos, que de vez en cuando los necesitamos. Porque aunque los celiacos somos gente normal, hay veces que te preguntas “¿por qué me ha tocado a mi?” y eso te saca de la normalidad por unos minutos, hasta que vuelves en tí y dices “¡Qué narices, pero si yo soy normal, los anormales son los demás que no entienden algo tan sencillo como que no puedo comer harina!”

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Mi plan sin gluten ha funcionado

Celiacos hay que espabilar y ser listos que si no se te comen y te tienen todos los días a dieta de lechuga y carne a la plancha. Ya os he dicho en alguna ocasión que de ilusiones no come un celiaco. A mi al menos me ha funcionado el plan. Mi suegra se ha dado por aludida con mi anterior post y ha venido a casa a cocinar. Como comenté que el menú que me ofrecía en su casa era ensalada y carne a la plancha, se ha indignado y ha querido demostrarme que ella sabe hacer platos sin gluten.


En proceso
Croquetas










Ha venido cargada de cosas, se ha encerrado en la cocina y allí ha estado un buen rato dale que dale. Y éste ha sido el resultado, la nevera llena de comida para pasar la semana. Croquetas de pollo y jamón riquísimas. 

Albóndigas
Albóndigas preparadas ya para hacer con cualquier salsa que me apetezca. 

 






Una tortilla de patata, que es universal y apta para todo el mundo, pero ella las hace riquísimas. 


Carne empanada con huevo, harina y pan rallado, todo sin gluten por supuesto y un arroz con leche sin lactosa ( no me ha dado tiempo a hacerle foto porque me lo he comido ¡todito!)

Esto es para que no me vuelva a quejar más de mi suegra. Ella me ha dado un lección y yo encantada de la vida, claro. Ahora estoy esperando a los amigos, ¡a ver si reaccionan!

PD: Una tarta de chocolate no estaría nada mal.

viernes, 28 de octubre de 2011

¡Qué mala es la sequía gastronómica sin gluten!

Tengo una amiga que no vive aquí en mi ciudad y cuando iba a verla a Barcelona al principio de mi diagnóstico siempre me daba arroz blanco, porque no tenía muy claro qué es lo que podía comer y lo que no. Me preguntaba cientos de veces por el pan o por la pasta y me decía “Madre mía si fuera por mí ya te habría envenenado cientos de veces”. Ayer hablando a través del Facebook, me preguntaba “Si alguna vez te enveneno, ¿qué tengo que hacer?”. Y yo le dije: “Tú nada, quedarte con el remordimiento. Yo ir al baño”. Y no hay más tratamiento que este para un celiaco cuando sufre la contaminación cruzada. Y me decía “¿Y no te llevo al hospital o a urgencias?” “Pues mejor que no porque esto se sufre en silencio y cada uno en su casa”, contesté.

RECOMENDACIONES PARA LOS AMIGOS DEL CELIACO

Esta es una recomendación para los amigos de un celiaco: Si dudas pregúntale qué puede comer antes de meter la pata. Debes saber que estamos hartos de ensaladas y carne a la plancha en restaurantes que piensan que los celiacos nos alimentamos únicamente de eso. Cúrrate unas croquetitas, una lasaña o algo que realmente nos sorprenda. Esto más que una recomendación es un deseo mío, pero si tienes un amigo celiaco y lo vas a invitar a cenar, házselo porque lo recordará de por vida.

RECOMENDACIONES PARA LA SUEGRA DEL CELIACO

El otro día mi suegra me invitó a comer a su casa y me dijo que de menú había ensalada y carne a la plancha. Casi me da algo. Pensé “¿Y para eso me cruzo la ciudad entera?” Hombre, un poquito de por favor suegras. Que somos celiacos y necesitamos un poco de cariño y comprensión. Yo ya he decidido que no me muevo de casa si no es por un guiso, una paella o algo a este nivel de elaboración.

Ya imaginaréis que llevo una mala racha gastronómica. Que hace días que no me como un plato elaborado en condiciones y esto se nota en el ánimo y el humor. De ahí este post reivindicativo para el mundo celiaco.

martes, 25 de octubre de 2011

Esta es otra historia: “El edificio del amor”

Vivo en el edificio del amor. Mi piso está rodeado de parejas jóvenes que se quieren y se aman continuamente. Y eso se nota. No solo en el ambiente, también hay otras señales un poco más ruidosas que te hacen  percatarte de que algo pasa.

La zona a la que me he trasladado a vivir hace escasos 6 meses, es una zona en la que vive mucha gente joven. Es un barrio de viviendas de protección oficial y cuando vas por la calle sólo ves parejas con niños, embarazadas, carritos de bebé, niños corriendo… para que luego digan que no hay natalidad en este país. Que se pasen por aquí a ver si las estadísticas se cumplen.

LA LUNA Y EL SEXO

Total que hay días en que, no se si es por la luna o qué, pero parece que estamos todos un poco más exaltados, y sobre todo por la noche. La pareja de abajo, que aún no la conozco, pero es una pareja hetero, empieza su vida sexual a partir de las 2 de la mañana. Ayer eran las 3 cuando se ponían. Yo estaba escuchando la radio y de repente empecé a escuchar ruidos, me quité los cascos y efectivamente…eran más de las 2, era su hora.

AMOR HETERO Y HOMOSEXUAL

Los de al lado tampoco los he visto nunca, porque tenemos pared con pared la habitación, pero vivimos en edificios contiguos, por lo que no coincidimos en el ascensor. Ellos son dos chicos, eso sí lo puedo asegurar. Así que cuando toca, toca y parece que todos a la vez nos vamos contagiando. La una que grita su amor a los cuatro vientos y los otros que se llaman “maricón” el uno al otro… Y así de animada estoy en mi edificio, el “edificio del amor.”

viernes, 21 de octubre de 2011

Catadora celiaca por un día


Ayer me estrené como catadora de productos sin gluten. Suena glamouroso ¿no? “Catadora”. “¿Tú qué eres?” “¿Quién yo?... Yo catadora”, vaya vaya. Suena bien. Fue una buena experiencia la verdad. Estaba hasta nerviosa. Me sentí responsable, porque estaba representando al colectivo celiaco. En mi grupo estábamos 6 celiacos,  pero anteriormente habían pasado dos grupos de 9. No sé cuál era el objetivo de la cata, pero allí estaba yo, si señor. La catadora de pan sin gluten.

CUESTIONARIOS DE OLOR, SABOR, TACTO Y APARIENCIA

 La cata consistió en probar varios panes sin gluten. Dos baguettes y dos de molde, primero sin tostar y después tostados. Nos pusieron en unos cubículos independientes y no podíamos opinar unos con otros. En un plato nos ponían dos panes para probar y nos pasaban un cuestionario en el que nos preguntaban sobre olor, aspecto, gusto y tacto. También si lo compraríamos y que errores le encontrábamos. Me dió hasta miedo hacer fotos pero finalmente hice las que veis aquí. Parecía todo tan serio…

Yo identifiqué perfectamente el pan de molde de Beiker y el otro era el de Schär. Lo mismo las baguettes. El de Schär más oscuro, con un olor raro pero de gusto muy bueno. El otro, no identifiqué la marca pero supongo que sería de Beiker también. Este me pareció el de siempre, el blanquito que sólo verlo se rompe.

EL PAN DE MODE

Respecto al de molde me impresionó el de Schär tostado. Natural el sabor era rarísimo y bastante duro, pero tostado me pareció ideal para un sándwich de jamón y queso. El de Beiker muy dulce, ya sabéis que es como un brioche y sólo vale para comerlo con mermelada y mantequilla, vamos que con jamón o choricito ni hablar.

TACAÑOS... 

La segunda parte era en grupo. Nos proponían cosas sobre el pan para que hablásemos y conociesen así lo que opinábamos. No nos pagaron ni nos dieron una bolsita de productos, que habría sido lo suyo después de hacernos ir hasta allí e invertir casi dos horas en la cata (tacaños), pero al menos he descubierto un pan de molde que funciona para salado y para hacer sándwiches.

lunes, 17 de octubre de 2011

Mis espaguetis sin gluten "estilo estudiante"


En las comidas veloces, cuando no tienes nada preparado ni tiempo para hacer nada, una rápida solución son unos “espaguetis estilo estudiante”, que les digo yo. 

Ingredientes: espaguetis, tomate, queso y un bote de paté.

Preparación: hierves los espaguetis, calientas el tomate y le echas medio bote de paté para que se deshaga un poco, y cuando ya está todo lo preparas en el plato le echas el queso rallado. Exquisito plato de mis tiempos de estudiante que aún funciona en los momentos más críticos.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Celiacos: personas veloces con capacidad de encontrar un baño en milésimas de segundo

Ya sabéis que soy fan de Sexo en Nueva York, a pesar de que no paran de repetir los capítulos. Pues aunque parezca mentira, de vez en cuando sale alguno que no he visto. Bueno, pues el otro día Miranda había tenido una cita con un chico que no había querido subir a su casa y lo comentaba con Carrie, Charlotte y Samantha. Ellas le decían que si no había querido subir a su casa era porque no le quería lo suficiente. Así que en la siguiente cita, cuando están en la puerta de su casa, él vuelve a decirle que no quiere subir y ella le reprocha que si no sube es porque no le gusta. A lo que él, ya apurado, le dice que no es que no le quiera, es que tiene diarrea y echa a correr.

DÉJALO TODO QUE NO ME DA TIEMPO

¡Que hartón de reír! No por el pobre chico, sino porque me sentí muy identificada con lo que a mi me pasaba en los días previos a mi diagnóstico de celiaquía. Recuerdo que en una ocasión estábamos con mi pareja comprando en Mercadona, y de repente mi tripa me dió el aviso certero de que algo no iba bien, junto con la alarma de que hay que buscar un baño pero pitando. Le dije “déjalo todo que no me da tiempo” y salimos despavoridos a casa. No es la única vez que me ha pasado algo así. La contaminación cruzada es lo que tiene.

SÓLO SE SALVA EL QUE MÁS CORRE

Ya sabéis, en esos momentos sólo se salva el que más corre. Los celiacos tenemos una cualidad innata que es la velocidad y gran capacidad de encontrar un baño en los momentos menos oportunos. En milésimas de segundo somos capaces de divisar un baño en 500 metros a la redonda y en los lugares más inesperados. ¡Qué buenos somos en lo nuestro! Debería exisitir una profesión que fuese rastreadores profesionales de retretes, baños, servicios, toiletes, o como quiera que se diga.

RUIDOS ESTOMACALES

También podemos hablar de los ruidos estomacales. Recuerdo, al principio del diagnóstico, mis ruidos estomacales a cualquier hora del día. En una reunión con un cliente mi tripa no paraba de sonar, pero una cosa escandalosa. Yo me había puesto ya de todos lo colores y había dicho ya en varias ocasiones “vaya como está mi tripa”. Hasta que al final, me ví en la obligación de contarle que me acababan de diagnosticar de celiaquia y que me estaba adhiriendo a la dieta. Pues oye, me sirvió y mucho para conseguir ese cliente. Porque a él le estaban tratando también de un problema digestivo e hicimos muy buenas migas. A día de hoy seguimos trabajando juntos. Si al final…no hay mal que por bien no venga

viernes, 7 de octubre de 2011

Como mi pizza no hay dos

Me ha costado, pero finalmente la he probado. Me refiero a la pizza sin gluten de Mercadona. Cuando fui a comprarla sólo quedaba una y era la 4 quesos, así que esa cogí. Yo soy más de elaborar mis propias pizzas en casa con mi tomatito natural, mi queso y mis verduras con alguna lonchita de jamón, pero como hubo tanto revuelo con la salida al mercado de éstas, pues me he decidido a probarla.

Y es que como mi pizza no hay dos. Cada una es diferente a la anterior, porque cambio los ingredientes, pero todas tienen un denominador común, que están de muerte. Mis amigas pueden corroborar lo que digo, que las dejé impresionadas con las obras de arte que les preparé hace unas semanas.

LA DEL MERCADONA

Así que una vez abierta la pizza del Mercadona, antes de meterla al horno la completé con algunos ingredientes naturales y así me quedó, como veis en la foto. Me resultó un poco pesada la masa, pero de sabor muy rica. Hacía tiempo que me preguntaba por qué en Mercadona no había al menos bases de pizza si gluten. Y aún sigo sin entenderlo, pero si ya hemos conseguido las pizzas, algo es algo.

Y DE POSTRE…

Hay un sitio aquí en Zaragoza que hace unas pizzas sin gluten exquisitas. También hacen crepes y postres buenísimos. Se llama Il Pensiero, aquél en el que hicimos la celiquedada. Fui hace unos días con unas amigas, que no son celiacas pero pedimos todo sin gluten, y además de pizzas probamos la crepe de dulce de leche con chocolate y el tiramisú. Les faltaba un puntillo para ser perfecto, porque estaba dura la masa de la crepe y el tiramisú estaba algo aguado, pero ¿qué más podemos pedir? Sí, el vinito dulce para acompañarlo que nos pusieron.

lunes, 3 de octubre de 2011

¡Ya he probado la primera cerveza 0,0 sin gluten del mundo!

Si, si. Ya la he probado. La han presentado esta mañana en el Espacio Ambar de Zaragoza y ¡yo estaba allí! Os puedo avanzar que es dulce y más suave que la sin gluten con alcohol. Y dicen que sabe igual que la cerveza sin alcohol con gluten. Y ya vale que esto parece un trabalenguas. Y la verdad que no se me ha trabado la lengua porque a pesar de que he bebido bastante cerveza ¡era sin alcohol! Y ¡sin gluten! Difícil de creer ¿no?. 


¿ACASO LOS CELIACOS NO SOMOS PERSONAS NORMALES?

Desde la Asociaciación Celiaca Aragonesa dicen que “Esto contribuye a la normalización del celiaco”. Pues así ya somos un poco más “normales”. Aunque yo siempre me he considerado una persona normal, a pesar de que la gente se empeñe en lo contrario. Por ejemplo en una reserva a un restaurante: “Vamos a ir comer 5, cuatro somos normales y uno celiaco”. ¿Pero bueno? ¿Y a mi qué me falta para ser normal? ¿Acaso voy a cuatro patas, me meo por las esquinas y voy repartiendo puñetazos a diestro y siniestro?

A lo que iba. A mi me ha gustado mucho, pero claro he de decir que yo no soy muy cervecera. Que la sin gluten me parece un poco fuerte. Así que ésta, con un ligero sabor a sidra, que parece ser la tónica general de las cervezas sin alcohol, me ha encantado por su dulce sabor. El precio, 0,79 el botellín de 33 cl. ¿No está mal no? Y ya la podemos comprar en los supermercados de El Corte Ingles, Supercor e Hipercor. ¡Que lujazo!

jueves, 29 de septiembre de 2011

No todos los celiacos van al cielo

Esto es algo sabido por todos ¿no? Es lógico pensar que no todos los celiacos, simplemente por el hecho de serlo, van al cielo. La norma es la misma para los celiacos, los intolerantes a la lactosa y demás alergias, además de los que por suerte no tienen ni conocen ninguna de estas incomprensibles situaciones que provocan enfermedades y reacciones de lo más inverosímiles.

LOS CELIACOS TENEMOS ALGO GANADO, SOMOS BUENA GENTE

Fue a raíz de mi anterior entrada que empecé a divagar sobre la existencia de un cielo sin gluten y la posibilidad de que todos los celiacos pudiésemos acceder a él. Yo creo que hay que ser algo más que celiaco para ir al cielo, aunque los celiacos ya tenemos algo ganado, y es que somos muy buena gente. Como estamos tan quemados de los restaurantes, nos conformamos con poca cosa. Somos súper agradecidos con aquellos que hacen algo pensando en nosotros y solidarios con el resto de los celiacos a la hora de compartir recetas y opiniones de todo tipo.

EL REVISOR DEL TRANVÍA NO VA AL CIELO

Ya les gustaría a muchos ser como nosotros. El que no va a ir al cielo seguro, ya sea con o sin gluten, va a ser el revisor del tranvía que ayer me multó. Entré hablando por el móvil porque estaba negociando con un cliente sobre un trabajo y él me vió. Se me olvidó totalmente pasar la tarjeta (la homeopatía para centrar mi cabeza sigue sin funcionar) y en cuanto me siento, viene y me la pide. Yo se la dí tranquilamente pensando que la había pasado pero no. Y me multó con 50 euros oye. 

Le dije que me había despistado y que él me había visto entrar hablando por teléfono, pero no sirvió de nada. Le dije que era una mala persona y que había ido con mala fe, pero no hubo manera. Creo que me podía haber recordado que no había pasado la tarjeta y ya ¿no? Pues no. No se si es que a él le darán algo, pero vamos que éste no va al cielo seguro y celiaco tampoco es, que los celiacos otra cosa no, pero buenas personas, somos un rato.



lunes, 26 de septiembre de 2011

El cielo sin gluten existe


Ayer hice una visita gastronómica a la XV Feria de Alternativas Rurales del Prepirineo en Ayerbe (Huesca). Y digo gastronómica porque yo fui por las migas sin gluten que hacía la Asociación Celiaca Aragonesa, que si no a mi no ven por ahí, porque no suelo ser de este tipo de eventos. Pero me comentaron que hacían migas y claro… eso para un celiaco es un sueño. De hecho esta es la segunda vez que comía migas sin gluten. La primera estas vacaciones en la cafetería Burnao de Jaca, riquísimas también.

LA FERIA DE AYERBE

La feria me impresionó porque había muchísimos puestos, creo que más de 100. Y en los tiempos que corren tener ese poder de convocatoria dice mucho de una feria y sobre todo de la organización, por eso desde aquí quiero felicitarles.  Pero a quien quiero felicitar de verdad es a los puestos que ofrecían productos específicos para celiacos.


S de sabor tenía varios productos entre ellos Crackers, ¡para crack tú, s de sabor! Si señor, que alegrón me llevé cuando lo vi. 
 
Un poquito más adelante estaba Biomix, hacen productos ecológicos y muesli a tu medida, es decir mezclando lo que tú quieres, y muchísimos productos sin gluten.


EL CIELO SIN GLUTEN EXISTE

 
Y para terminar esas migas que hizo la señora Esperanza, que no es celiaca, pero olé, olé y olé como le salieron. Buenísimas. Con su sofrito y en su punto. No se atragantaban ni nada. Eso si, las acompañabas de una vasito de cerveza sin gluten y de allí al cielo directamente. Al cielo sin gluten, claro. O, ¿Acaso dudabas que el cielo sin gluten existe? Existe, existe, que yo lo he tocado.
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email